SALA TODOTERAPIAS BARCELONA EN ALQUILER
Cesta
Cesta
No hay ningún artículo en su cesta. Ir a la tienda
Síguenos en Facebook
Buscar
  • Listado terapias


Anerisart en Etsy
Síguenos en Google +
ANERISART Artesanía espiritual

Inspiración de la semana: Cántico del hermano Sol

Publicada el 04-10-10 17:06:38

“Altísimo, Todopoderoso y dulce Señor,

Que regresen a ti la alabanza, la gloria, el reconocimiento y todas las bendiciones del Cielo y de la Tierra.

A ti esos tesoros, Santísimo y Altísimo Señor, pues nadie está a la altura de pronunciar Tu nombre.

Alabado seas, mi dulce Señor, a través de cada una de Tus criaturas.
 

San Francisco de Asís con los animales

 
San Francisco de Asís.Pintura de Nanette Crist. www.cristfoundation.org
 
Bendito seas detrás del semblante del señor nuestro Hermano Sol por cuyo amor nos ofreces luz y alegría. ¡Oh!, Altísimo, permítenos acercarnos a Tu esplendor en su irradiación, pues en él Te adivinamos.
 
 
 

Hermano Sol

 

 

 
Alabado seas, mi dulce Señor, por Tu reflejo a través de nuestra Hermana Luna y todas las Estrellas que has sembrado en el firmamento.
Son las joyas que también hablan Tu lengua y que debemos escuchar.
 
 

Hermana Luna

 
 

 

Alabado seas, mi dulce Señor, por Tu respiración a través de nuestro Hermano Viento. Él nos proporciona aire y todos los tiempos, desde el azul apacible del corazón hasta las nubes que llaman a la oración.  Por él nos das la fuerza del movimiento.
 
 
 

Hermano Viento

 
 

Alabado seas Señor por la transparencia de nuestra Hermana Agua. Por su humildad y su castidad purifica los lagos de nuestra alma y de nuestro cuerpo. Por ella tú nos curas.
 
 

Hermana Agua

 

 

Alabados seas, mi dulce Señor, por el poder de nuestro Hermano Fuego que ilumina y calienta todas nuestras noches. Por él, quemas en nosotros lo que debe ser, nuestros miedos como nuestros orgullos. Por él, nos enseñas la nobleza y el orgullo de ser Tus hijos, la rebelión frente al adormecimiento.
 
 

Hermano Fuego

 
 

Alabado seas, mi dulce Señor, por nuestra Madre y Hermana Tierra. Mediante tus surcos en ella, nos sustenta y ayuda en el alumbramiento de nuestra alma. Por sus flores, sus frutos y sus hierbas, alimenta nuestro cuerpo y aligera nuestro corazón hablándonos de Ti.
 
 

Hermana tierra

 

 

Alabado seas, mi dulce Señor, por la gracia de todos los seres que perdonan al recordarte en ellos. Por Tu labor, aprenden la lección de las pruebas y el paciente camino de la Paz. En ellos Te invitas, en Ti se invitan y se refugian.
 
 

La Humanidad

 
 
 

 

Alabado seas, mi dulce Señor, por nuestra gran Hermana la Muerte del cuerpo a la que ningún ser puede escapar. Cuida a los que, ante ella, te dan la espalda y no comprenden Tu caricia de justicia. Acoge a los que, felizmente, te sonríen ante ella, pues su segunda muerte, la del alma mediante el nacimiento del espíritu, no será más que Sol.
 
 

Energía suprema

 

 

Por todo ello seas alabado, mi dulce Señor, pues no hay otro Dios que Tú en todo”. 
 
San Francisco de Asís.  
 

 

 

Opciones para esta noticia

S&S ANIMATERAPIAS S.L. - CIF: B 64406317
C/ Aragón 141-143, 1º 5ª 08015 Barcelona- Mail: info@todoterapias.com
Tel. 651 693 237 - Política de Privacidad - Advertencia sobre el uso de Todoterapias.com