CALENDARIO DE ACTIVIDADES OCTUBRE 2014
Cesta
Cesta
No hay ningún artículo en su cesta. Ir a la tienda
TARIFAS TODOTERAPIAS
Buscar
  • Listado terapias


ARTE DE LA DIOSA
ANIMATEKA Agencia de ilustración
ACOFESA 25 ANIVERSARIO

BENEFICIOS Y PERJUICIOS DE EXPONERSE AL SOL

Publicada el 18-05-07 13:55:52 por Equipo de Todoterapias



EXPONERSE AL SOL: BENEFICIOS Y PERJUICIOS

Por Santiago Cortesi, Médico Periodista

Llega el verano y parece que se despierta en las personas el fanatismo por ver quien luce la piel más bronceada. A continuación le damos a conocer los beneficios y los perjuicios que trae aparejados tomar sol sin las precauciones necesarias

Los astrónomos lo denominan una estrella, como las miles de millones que existen en el universo; los biólogos lo consideran como una fuente de vida que hace posible la existencia de la misma en nuestro planeta; y los que aman los cuerpos bronceados, como una bendición.

Nosotros los médicos, vemos al sol como un arma de doble filo, puesto que nuestro organismo lo necesita en forma moderada, pero es tremendamente nocivo en exposiciones prolongadas.
Muchas civilizaciones veían al sol como una deidad o la forma visible de un Dios. Era adorado por las civilizaciones Aztecas, Incas, y Egipcias. Los griegos, en sus mitos, personificaban al sol como un titán denominado Helios.

Los cierto es que el sol emite radiaciones, de las cuales nos importan en este artículo las UVA y UVB. El organismo no está indefenso completamente de las mismas, puesto que en la piel existen unas células denominadas melanocitos. Estos contienen una molécula llamada melanina, que absorbe parte de las radiaciones, y curiosamente es la que nos da el color de la piel. El color está determinado por la cantidad y tipo de este pigmento. La exposición al sol inicialmente genera irritación, que se traduce en un enrojecimiento y ardor, y luego, por la estimulación de las células antes citadas, coloración cutánea más oscura, o comúnmente llamada bronceado.

Las radiaciones UVA y UVB son, en parte, filtradas por el ozono en la atmósfera, por eso es tan importante la problemática del agujero de ozono. Estas radiaciones, además de producir los efectos antes citados, impactan contra el material genético de las células de la piel, o sea el ADN, y generan mutaciones, que en algunos casos se pueden traducir en la transformación hacia una célula maligna, que si se propaga, generará posiblemente un cáncer.

La parte buena de la exposición solar, es que la radiación UVB permite producir vitamina D3, que actúa en mecanismos relacionados con la absorción de calcio y la deposición de calcio en los huesos.
El tipo de cáncer que la población conoce es el melanoma maligno, pero no es el único. El tipo más común es el carcinoma basal, y el carcinoma epitelial, que causan desfiguración local, pero raramente se diseminan a otras partes del cuerpo.

El melanoma es una enfermedad de la piel consistente en una transformación cancerosa (maligna) de los melanocitos. El melanoma generalmente ocurre en adultos, pero puede ocasionalmente encontrarse en niños y adolescentes.

El melanoma es mucho más grave que otros tipos de cánceres de piel. Como la mayoría de los cánceres, se trata mejor cuando se detecta pronto. Puede diseminarse (por metástasis) rápidamente a otras partes del cuerpo a través de la sangre o del llamado sistema linfático (los ganglios linfáticos son estructuras pequeñas en forma de alubia, que se encuentran en todo el cuerpo y cuya función es producir y almacenar células que combaten las infecciones).

Es siempre importante esta regla mnemotécnica para cualquier lesión pigmentada de la piel que nos debe orientar a consultar un especialista:

• asimetría, por lo general si la dividimos en dos, las partes no serán iguales
• bordes irregulares
• colores irregulares
• crecimiento en diámetro rápido
• elevación en sus superficie

Otros elementos a tener en cuenta son:

• cambio en el tamaño, forma o color
• exudación o sangrado
• picazón
• dolor al tacto
• abultamiento o aparición de protuberancias sobre el lunar
• color no uniforme, sino presencia de varias tonalidades en el mismo

 

                     malanoma benigno                                    melanoma maligno

El melanoma también puede aparecer en el cuerpo como un lunar nuevo. Los hombres con más frecuencia contraen melanoma en el tronco, en la cabeza o cuello; las mujeres con más frecuencia lo contraen en los brazos y piernas.


En cualquier caso, su médico o dermatólogo le examinará la piel cuidadosamente. Si un lunar o área pigmentada no parece normal, el médico, en la propia consulta, seguramente le hará una biopsia (excisión local) y lo mandará a un patólogo para que dictamine si la lesión es cancerosa o benigna. Es fundamental que esta biopsia se haga correctamente.

Algunos consejos
Las medidas preventivas para los cánceres de piel incluyen:
• evitar quemaduras solares
• reducir la exposición solar, evitando la misma entre las 11 AM y las 3 PM
• usar ropa protectora cuando uno se encuentra en el exterior



Los protectores solares filtran parte de las radiaciones solares. Existen reglas para su correcto empleo:
• se considera bloqueador solar a aquel que ofrezca un factor de protección de 15 o más
• un protector con SPF 15 puede absorber más del 92 por ciento de la radiación UVB.
• un protector con SPF 30 puede absorber más del 97 por ciento de la radiación UVB.

El factor de protección de 20 a 30 evita el broceado y brinda protección. Se debe elegir un protector que filtre tanto rayos UVB como rayos UVA. Aplique el protector en todas las zonas expuestas, incluso en el borde de las orejas, los labios, la parte posterior del cuello y los pies, que siempre suelen quedar desprotegidas. Repita la aplicación cada dos horas, después de meterse en el agua o de practicar ejercicio o si ha sudado mucho.

Por último, y no menos importante, es recalcar que la exposición por años al sol acelera el envejecimiento de la piel.
Con lo explicado en esta nota trato de concienciar a usted de que el sol pude causar severos problemas, y que la cultura de los cuerpos bronceados va contra la salud humana. En otras épocas se preferían los cuerpos con pieles blancas. Espero que volvamos a eso, o hagamos algo intermedio.
Por Santiago Cortesi, Médico Periodista
Fuente: Buena Fuente


SOL SI, PERO CON MEDIDA

Tomar el sol es beneficioso para la salud, siempre y cuando se haga con medida. La exposición al sol equilibra el sistema nervioso, tonifica los músculos, combate el cansancio, la depresión y el estrés, entre otras aportaciones.

La exposición al sol es un hábito saludable que está en entredicho debido al abuso que muchas personas hacen durante el verano. El culto al cuerpo, el ansia por lucir un bronceado rápido y permanente lleva a muchas personas a tomar el sol sin medida ni cuidados básicos. Toma algunas precauciones y disfruta de sus beneficios. Ponte al sol.

BENEFICIOS DEL SOL PARA LA SALUD
El sol tonifica, da vitalidad a la piel y al organismo en general.
El sol también influye en el carácter de las personas, equilibra el sistema nervioso y combate estados depresivos.

Fuente: Idea Sana

Todos sabemos que el sol es imprescindible para la vida. A fin de cuentas nos proporciona energía y genera innumerables efectos positivos sobre nuestro organismo. Así entre otras cosas, favorece la circulación sanguínea y la expulsión del ácido úrico, estimula la síntesis de la vitamina D, facilita que el calcio se fije en los huesos, multiplica la producción de glóbulos rojos, estimula el transporte de oxígeno por la sangre, mejora enfermedades de la piel como la psoriasis, la dermatitis atópica o el acné y estimula en ciertos casos la síntesis de algunos neurotransmisores y el metabolismo de las proteínas además de levantar el ánimo decaído.

Problemas que puede producir la excesiva exposición al sol.-

La exposición continua e intensa a los rayos ultravioleta sin la protección adecuada es causa de quemaduras, envejecimiento cutáneo e, incluso cáncer de piel –“El Instituto Nacional del Cáncer de EEUU ya lo advierte: el 90% de los cánceres de piel, los más comunes en Norteamérica, se producen en personas que se exponen al sol con asiduidad” -, además de afectar negativamente a la córnea, la conjuntiva y el cristalino, pudiendo acelerar la aparición de cataratas, entre otros problemas oculares.
El sol es responsable de la aparición de las  temidas manchas en la piel. Como explica la doctora Mónica Morís –del madrileño Centro Clínico Menoría - estas manchas se deben fundamentalmente “a los efectos acumulativos sobre las células de la piel a causa de una exposición excesiva al sol.”
El capital natural de melatonina del que cada persona dispone se va perdiendo con el paso del tiempo, con el consiguiente descenso de la capacidad de reparación de las células de la epidermis. “Cada vez que tomamos el sol – nos recuerda la dermatóloga María el Pilar Cerdase gasta parte de ese capital; a los 50 años comienza a disminuir y acaba desapareciendo”
Durante el proceso de bronceado, las radiaciones ultravioleta dañan las células de la epidermis y alteran el funcionamiento del colágeno y la elastina llegando incluso a provocar dilatación de los vasos sanguíneos, efecto conocido como “ponerse rojo como un cangrejo”. Más tarde la piel se pela y es común que aparezcan manchas como resultado de cambios locales de la melanina.
Los daños podrán tratarse pero siempre quedarán marcas. La piel posee memoria y no olvida las agresiones sufridas

Recomendaciones para que los rayos del Sol nos beneficien sin que tengamos que sufrir sus consecuencias adversas.-

Con la llegada de la primavera la ropa que utilizamos nos protege menos de los rayos del sol, quedando al desnudo mayor superficie de nuestra piel, además de empezar a broncearnos de cara al verano, por tanto es momento ya de que empecemos a proteger nuestra piel.

1-La primera recomendación es prepararse para exponerse al sol. Así una semana antes de tomar el sol conviene hacerse una limpieza de cutis y una exfoliación del cuerpo  para liberar la piel de impurezas y facilitar el bronceado más homogéneo.

2-Además en conveniente reforzar la dieta con un aporte especial de alimentos ricos en los nutrientes que hemos expuesto anteriormente.

3-Es imprescindible ponerse, tanto en el cutis como en el resto del cuerpo, una crema protectora de amplio espectro cada mañana, y, máxime si vamos a vestir ropas de claros colores y finos tejidos.

4-Otra medida muy conveniente es ir exponiéndose al sol de manera gradual, durante la primera semana unos 15 minutos, hasta llegar a 2 horas como máximo, evitar la exposición entre las 12 y las 16 horas. La forma correcta de usar la protección consiste en aplicarla 30 minutos antes de la exposición al sol, sobre la piel totalmente limpia y seca, y renovarla cada dos o tres horas. No hay que olvidar que cuando el sol esta eclipsado por las nubes sus rayos dañan la piel de la misma manera que cuando brilla plenamente.

5-Cuando se esta disfrutando del baño, hay que ponerse protección cada vez que salga del agua. Siempre es conveniente tomar el sol con moderación en las primeras y en las últimas horas del día, y por supuesto con protección solar.
6-Por último, tenga en cuenta que tras una jornada al sol deberá procurar a su piel –y, por extensión a su cuerpo- unos cuidados especiales para mantenerla sana y protegida. Comience por una ducha tibia o fría y después aplique una capa generosa de crema hidratante –gel de aloe vera-  rica en sustancias calmantes y refrescantes.

Antonio Avilés Caballero, Especialista Universitario en Alimentación y Salud.
Fuente:Piel Natural


 

Opciones para este artículo

S&S ANIMATERAPIAS S.L. - CIF: B 64406317
C/ Aragón 141-143, 1º 5ª 08015 Barcelona- Mail: info@todoterapias.com
Tel. 651 693 237 - Política de Privacidad - Advertencia sobre el uso de Todoterapias.com